lunes, 6 de febrero de 2017

¿Por qué hay ropa de deporte que huele peor que otra?

Buenos días chicos/as, aquí os dejo el conocimiento de ésta semana. Espero que poco a poco vuestras inquietudes y conocimientos nos ayuden a aprender un poco más en nuestro día a día...
El programa de la BBC realizó un experimento con un grupo de voluntarios después de participar en dos sesiones de ejercicio físico con una cierta intensidad con camisetas de algodón y de poliéster. Durante las horas previas no habían utilizado ningún desodorante. En cada una de las sesiones se les limpiaba las axilas antes y después de la actividad física, analizando posteriormente las camisetas.
Dos científicos de la Universidad de Manchester se encargaron de estudiar el sudor de esas prendas, en donde hallaron 300 tipos de bacterias que habitaban en las axilas de las personas participantes en el estudio. Al valorar la influencia de los tejidos sobre el olor, en realidad no encontraron grandes diferencias.
Pese a que había un montón de bacterias malolientes en la piel, ninguna de ellas llegó a acabar en la camiseta. Por lo tanto, no son las bacterias lo que producen el hedor de las camisetas, por lo que debe existir algo en las prendas de tela sintética que expliquen esto.
Algunos expertos aseguran que las fibras naturales tienen facilidad para absorber la humedad, incluso los compuestos originados por las bacterias y que huelen mal. De esta forma se quedarían atrapados entre las fibras y no llegarían a nuestro olfato. Por su parte, las fibras sintéticas no pueden absorber la humedad. Lo que sí pueden captar es el sudor aceitoso que puede generar nuestro cuerpo.

Por lo tanto, la próxima vez que notes un cierto hedor de tu ropa deportiva, ya sabes que la culpa es de las fibras sintéticas que reúnen las condiciones propicias para que se desarrollen las bacterias malolientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario